Sinergias en Salud

May 18, 2017

 

 

Los sistemas de salud en el mundo están evolucionando hacia modelos de cuidado donde la persona está en el centro y los diferentes niveles de atención y el personal de salud (en algunos casos también la familia y comunidad), se coordinan para otorgar una atención oportuna y de calidad.

Ello implica un reto mayor para países como Chile, donde el cuidado es aún fragmentado y no ha logrado anclarse en la atención primaria de salud (APS). Una respuesta ha sido la integración de la atención de salud: que las personas reciban “el cuidado en un continuum de servicios preventivos y curativos por parte de los diferentes niveles del sistema de salud", de acuerdo a sus necesidades y a lo largo del tiempo. Para ello, el trabajo coordinado de verdaderos “equipos” de salud especialmente en APS, es fundamental, desafiando los modelos antiguos y jerárquicos. Estos deben adaptarse para otorgar soluciones basadas en nuevas estrategias, lo que conlleva a flexibilizar los roles de sus integrantes.

 

Un modelo muy exitoso internacionalmente ha sido la enfermería en practica avanzada (EPA), donde dichos profesionales adquieren habilidades específicas para asumir tareas más complejas tanto en la práctica clínica e investigación. Dicho modelo ha generado impacto en la atención de salud mejorando indicadores de calidad y seguridad asistencial. Por ejemplo, cuando el equipo de salud lo considera apropiado, es beneficioso que un enfermero asuma la coordinación de la atención de los pacientes, dada su cercanía y capacidad de seguimiento de los mismos sus manejo administrativo del sistema. De igual manera estos profesionales con formación de magíster pueden también diagnosticar determinadas condiciones de salud y prescribir ciertos medicamentos, siempre en el contexto del trabajo colaborativo.

Por cierto una política de esta magnitud debe realizarse seriamente, mediante un acuerdo que considere al menos, a la autoridad sanitaria, la academia y demás actores involucrados.

 

Un aspecto fundamental es avanzar hacían el desarrollo y programas de competencias avanzadas para que los actuales profesionales de la enfermería puedan asumir este desafío de acuerdo a nuestro contexto de salud nacional.

Así mismo se deben establecer alianzas con los centros de salud para implementar proyectos piloto. Ese camino ya ha empezado a ser recorrido por varias universidades, en términos de la formación de enfermeras con grado de magister profesional. Algunas de ellas se han asociado y cuentan con el apoyo de la OPS.

 

 

Consuelo Cerón, Decana Facultad de Enfermería y Obstetricia. Universidad de los Andes

 

Francisca Márquez, Directora de Postgrado, Escuela de Enfermería, Pontificia Universidad Católica.

 

Ricardo Ronco, Decano de Medicina, Universidad del Desarrollo.

 

Paz Soto, Presidenta Asociación Chile de Educación en Enfermería (ACHIEEN).

 

Carolina Velasco, Investigadora en Salud Centro de Estudios Públicos. 

Please reload

  • Facebook ACHIEEN
  • Linkedin ACHIEEN
Entradas destacadas

II Jornadas Oncológicas - Universidad de La Serena

November 12, 2019

1/5
Please reload

Entradas recientes

October 4, 2019

August 29, 2019

August 27, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags